Entender la distancia focal

Cuando se escucha a fotógrafos hablar de término numéricos como "el 50mm" o "el 85mm", con toda seguridad se están refiriendo a objetivos de cámara. En dicho caso, el objetivo se la conoce por la distancia de la lente del objetivo con respecto al sensor de la cámara cuando el objetivo se aplica a esta. A dicha distancia se la llama distancia focal.


Para explicarlo de forma más sencilla, "un 50mm" es un objetivo cuya lente se encuentra a 50mm del sensor de la cámara, y "un 85mm" es un objetivo cuya lente se encuentra a 85mm del sensor de la cámara. Lo mismo ocurre con cualquier numeración.

Las diferentes medidas de distancia focal corresponde a cubrir diferentes necesidades visuales. Lo que hace la distancia focal es acercar el motivo que se quiere fotografiar. Pongamos como ejemplo que estamos en un parque, y queremos fotografiar una estatua de dos metros que se encuentra a una distancia de siete metros. Cuanto mayor sea la distancia focal del objetivo, más cerca veremos la estatua a través de la cámara. Es decir, si con un 18mm veríamos la estatua de cuerpo entero, con un 70mm podríamos ver sólo la cabeza.


Por ese motivo, para retratos de paisaje, se suele usar objetivo de corta distancia focal, para que la cámara pueda abarcar todo el motivo posible a fotografiar. Sin embargo, para un retrato personal, como una fotografía para el DNI, se suele usar una mayor distancia focal.

Un condicionante de la distancia focal es la distorción de la imagen con respecto al enfoque, más concretamente la profunidad de imagen. La profunidad de imagen, o profunidad de campo, es la distancia por delante y por detrás del motivo fotográfico enfocado (la estatua, por ejemplo) que aparece con nitidez en un foto. Así, una corta distancia focal supone una mayor profundidad de campo (más espacio nítido en la imagen), y una larga distancia focal supone una menor profundidad de imagen (menos espacio nítido en la imagen). Por ello, en las fotografías de grandes espacios tomadas con un objertivo de 18mm, por ejemplo, todo el entorno se ve nítido, mientras que una fotografía de retrato tomada con un 50mm el fondo se ve bastante desenfocado.


7 vistas

© 2019 por ALBERT GRAELLS FOTOGRAFÍA.

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube
  • w-flickr