El dogmatismo compositivo en la fotografía


La composición es una de las principales toma de decisiones en el momento de realizar una fotografía, una de las decisiones más debatidas y reflexionadas. Hay muchísimas reglas compositivas que proponen multitud de maneras en enmarcar una imagen dentro del cuadro.


El problema radica en que se intenta tanto respetar dichas reglas que, finalmente, se termina, inconsciente e irremediablemente, tomando la misma fotografía una y otra vez. Se acaba haciendo fotografías de distintos y diferentes paisajes, pero todas las fotografías parecerían iguales. Se daría la sensación que la fotografía se habría tomado en piloto automática, o fuera una recreación virtual de un algoritmo informático.

Finalmente, tras esas fotografías no se percibe una firma de autor, sino una técnica empleada por defecto, y el conjunto de fotografías tomadas siguiendo ese modelo termina siendo un seguida de obras monótonas.


La regla de los tercios o la proporción áurea son manuales para hacer una buena composición visual en una fotografía, pero han de ser sólo eso, manuales, no directrices dogmáticas convertidas en cárceles de la libertad creativa. Al fin y al cabo las normas de composición visual no dejan de ser lineas inventadas trazadas para adaptar a ellas los elementos de una imagen, pero su utilización no es obligatoria ni axiomática.


En conclusión. Las reglas establecidas deben estar al servicio del propósito y la creatividad, no al revés.

5 vistas

© 2019 por ALBERT GRAELLS FOTOGRAFÍA.

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube
  • w-flickr