APRENDIZAJE EN LA PRÁCTICA DE LA FOTOGRAFÍA

Se suele decir que la mejor manera de aprender a hacer algo es... haciéndolo, equivocarse y aprender de los errores. En fotografía, eso es muy cierto. Un aprendizaje se suele empezar con la teoría, pero con la teoría no se aprende la práctica, mientras que con la práctica sí se mejor la teoría.


En éste artículo comentamos algunos de los aspectos de la fotografía que más se aprenden con su práctica.


Lo primero que se aprende es que tener el equipo más caro o más nuevo no hace que saques las mejores fotos, el hábito no hace el monje. La mejor cámara para un fotógrafo es la que tiene más a mano, y depende de él, y no de sus herramientas, sacar peores o mejores fotos. No es el equipamiento fotográfico sino el cómo se usa el que determina la calidad final de una imagen.

Otra cosa muy importante que se aprende, y con letra impresa en sangre, es a llevar baterías y tarjetas de memoria de respuesta. Las tarjetas son bastante económicas, por lo que no resulta muy caro llevar un mínimo de dos o tres de ellas y no sólo una, evidentemente formateadas y, de no ser posible, al menos con suficiente espacio libre. Con las baterías tres cuartos de lo mismo, hay que asegurarse de tenerlas cargadas antes de introducirlas en la cámara.


También cabe recordar que, antes de salir o ir a hacer fotografías, hay que chequear el equipo técnica que se va a usar. La configuración de la cámara, la carga de las baterías, el espacio de las tarjetas, la limpieza de las lentes...

Una lección importante del aprendizaje es la paciencia. No se puede pretender saberlo todo de la fotografía en seis meses, ni siquiera en seis años. La fotografía, como la vida, es un aprendizaje continuo e inacabable, y no hay que frustrarse por dedicarle años y aun tener cosas por aprender, al contrario, hay que disfrutarlo. Incluso el mejor y más experto fotógrafo del mundo tiene un cosas por aprender. Nunca hay que dejar de formarse, los mejores fotógrafos se forman diariamente, siempre tratan de saber cosas nuevas, ningún buen fotógrafo que se precie se contenta con lo que y sabe.


Hay muchísimas más cosas que se aprenden con la práctica de la fotografía, tantas que la mejor manera de saber cuáles son es practicar la fotografía en vez de un inacabable listado.

4 vistas

© 2019 por ALBERT GRAELLS FOTOGRAFÍA.

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube
  • w-flickr